Salud y tebeos

Salud y tebeos
"Mantened los ojos bien abiertos" (Winsor McCay)

domingo, 25 de marzo de 2012

Maus. Relato de un superviviente


Está más o menos reconocido y aceptado que Maus. Relato de un superviviente, de Art Spiegelman, supuso la mayoría de edad definitiva del cómic. Fue publicado por entregas entre 1973 y 1991 conformando dos series: I "Mi padre sangra historia" y II "Y aquí comenzaron mis problemas". Finalmente las dos series fueron reunidas en un solo volumen bajo el título común antedicho. Maus ganó un premio Pulitzer en 1992, junto a otros prestigiosos galardones.

Con Maus el cómic consolidó definitivamente aquella línea independiente, surgida con el underground y separada de las tradicionales historietas de superhéroes. Dio pie a la denominada novela gráfica, un género que demuestra que las historias dibujadas pueden abordar cualquier tema o asunto, individual o colectivo, histórico o autobiográfico, social o político, realista u onírico... exactamente igual que la literatura no gráfica.

La materia de Maus es abiertamente política. Trata de la biografía de Vladek Spiegelman, padre de Art, un judío de origen polaco que padeció la persecución antisemita y los campos de concentración de los nazis. Finalmente emigró con su familia a EEUU, donde se instalaron definitivamente.

La obra recuerda las fábulas tradicionales, ya que los personajes -indudablemente humanos- están representados mediante animales. Los judíos son ratones (Maus en alemán significa ratón), los nazis gatos, los franceses ranas, los polacos cerdos, los ingleses peces, etc.

La forma de hablar en inglés de Vladek refleja influencias de la lengua yiddish, de forma que hay giros en los tiempos verbales y en las preposiciones que suenan extraños al lector. Esta característica se ha recogido en algunas de las traducciones españolas, como la que tengo ahora a la vista. No obstante, Maus se lee y se entiende sin ninguna dificultad.

Una buena novela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario